Se considera Violencia Sexual a todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual y/o los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona “mediante coacción por otra persona” independientemente de la relación de ésta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo.

La violencia sexual es una manifestación de violencia de género, ya que es una forma de ejercer y mantener dominio y control sobre las mujeres mediante el abuso de poder, por lo tanto, la satisfacción sexual es un factor secundario.

Violación: Acto de coerción y agresión sexual para lograr la penetración de algún objeto, parte del cuerpo o pene en alguna cavidad de la víctima (vagina, boca, ano).

Abuso sexual: Manipulación, imposición, seducción o engaño a un niño, para ser tocado, tener contacto sexual o demostraciones de conductas sexuales, ante la incapacidad del niño para consentir, en virtud de su edad y diferencia de poder (si hay penetración es violación).

Acoso sexual: Insinuaciones sexuales indeseables o comportamiento verbal o físico de índole sexual que pretende interferir, sin razón alguna, en el requerimiento laboral (o escolar) de una persona o crear un ambiente de trabajo intimidante, hostil u ofensivo. Se da en personas que están en una relación horizontal.

Hostigamiento sexual: Manifestación de poder mediante una coacción con contenido sexual que proviene de un superior, jerarquía mayor, dirigida a alguien de menor rango.